A Coruña


Aunque Santiago de Compostela suela aglutinar y atraer buena parte del turismo que llega a la provincia de A Coruña (La Coruña, en español), lo cierto es que la propia capital de la provincia (la capital de la comunidad autónoma es Santiago) cuenta con los suficientes encantos como para seducir al visitante y adentrarlo en un universo particular de belleza, patrimonio, historia e interés.

La Torre de Hércules se convierte en el primer lugar de paso obligado para quien llega hasta A Coruña. Y es que se trata del único faro romano que continúa desarrollando su actividad en la actualidad. La fachada neoclásica contiene un secreto, los restos de origen romano que se encuentran en su interior. También es posible tomar el rumbo de sus escaleras y animarse a subir por la Torre de Hércules, una experiencia que resulta sin duda bonita.

Símbolo de la ciudad de A Coruña y faro más antiguo del mundo que se encuentra en funcionamiento, la Torre de Hércules cumple con su función de ejercer como señal marítima para los navegantes que surcan el corredor del Atlántico. Merece la pena por tanto que el turista contemple este monumento de planta cuadrangular que se yergue sobre unos cincuenta y cinco metros.

Además, la Torre de Hércules se sitúa en un lugar que resulta de interés para el visitante se mire por donde se mire. El parque escultórico que la acoge es una especie de museo al aire libre que abarca la península de la Torre, O Acoroado, Punta Herminia y el Cabal de Pradeira.

Los alrededores de la Torre de Hércules también exhiben el conjunto de menhires. Así, junto a la Torre es posible disfrutar con el Menhir pentacefálico, con el Caronte, con La Rosa de los Vientos, con Ara Solis, con Guardianes o con la mismísima estatua de Breogán.